Hvordan få Forbrukslån | Subwoofer | Kredittkort Avbestillingsforsikring | Billigst Strømleverandør | Beste Hyttealarm | Boligforsikring | Billigste Mobilabonnement | Nytt Sikringsskap

¿Qué es la diástasis abdominal?

diastasis abdominal

14 Abr ¿Qué es la diástasis abdominal?

Tratamiento sin cirugía. Diastasis Recti non-surgical treatment.

La diástasis abdominal (diástasis de los rectos abdominales, DRA) consiste en la separación de los rectos abdominales debido a una hiperpresión y/o una mala gestión de la actividad muscular abdominal.
Este tipo de problema, puede aparecer tanto en el embarazo, como en personas que ejercitan los abdominales de una manera incorrecta, incrementando demasiado la fuerza de los rectos abdominales y oblicuos, mediante un trabajo de fuerza concéntrica, sin fortalecer previamente la musculatura del suelo pélvico y la musculatura profunda abdominal (TrA)
En la diástasis abdominal encontramos un cambio de tensión en la línea alba. Este cambio de tensión, que puede ser evaluado a la palpación, puede ser de empuje o despresible.
Los principales músculos que intervienen en el funcionamiento de la biomecánica de la pared abdominal son 5:

  • El transverso abdominal (TrA)
  • El oblicuo interno (OI)
  • El oblicuo externo (OE)
  • Los rectos abdominales
  • El piramidal del abdomen

La línea alba (LA) es una aponeurosis de inserción de tensión. Una alteración en la gestión muscular de algunos de estos músculos, junto con la hiperpresión, podrá provocar una disfunción en la tensión de la línea alba, dando lugar a la aparición de diferentes zonas de distensión. Como consecuencia, en esas zonas alteradas, se va a producir una separación de los rectos abdominales.

Según Samantha Gillard (Senior Lecturer in Physiotherapy, University of Worcester), una sobreactividad de la musculatura oblicua externa, lleva a las costillas hacia dentro y abajo, fijándolas y reduciendo el espacio del ángulo costal normal (90º), generando una alteración del reclutamiento del patrón muscular.
A nivel de una sobreactividad de la musculatura oblicua interna, las costillas serian llevadas hacia fuera, ampliando el ángulo costal y alterando, de igual forma, el patrón muscular.
Para tratar la diástasis abdominal hemos de considerar restablecer y normalizar la sobreactividad de los músculos oblicuos, observando las modificaciones del ángulo costal.
La línea alba está formada por la aponeurosis de los músculos TrA, OI y OE Gray´s Anatomy 2008. Por encima del ombligo, la aponeurosis del OE y la porción anterior del OI, pasan por delante del recto abdominal formando la línea alba. La aponeurosis del TrA pasa por detrás.Por debajo del ombligo, justo en la línea media entre el ombligo y el pubis, la aponeurosis de estos tres músculos pasan por encima del recto abdominal para formar la línea alba.
La combinación de las aponeurosis del TrA, OE y OI, crean un tendón central para los músculos laterales abdominales.
Las funciones de esta fascia Schleip et al 2012  abdominal son las de integrar la función de los músculos abdominales, la transferencia de cargas del lado izquierdo al derecho y viceversa, y proporcionar una estabilidad a la columna lumbar, pelvis y suelo pélvico.
La tracción de la línea alba ejercida sobre los músculos, va a determinar la elasticidad y deformación de los tejidos (Samantha Gillard, 2017)

Según se investigó en el siguiente estudio The abdominal linea alba: an anatomo-radiologic and biomechanical study, en personas <45 años, las distancias consideradas normales en referencia a la separación de la diástasis (inter-rect distance, IRD) sería de 1.0cm ½  en la zona entre el ombligo y el apéndice xifoides, de 2.7cm justo por encima del ombligo y de 0.9cm ½ entre el ombligo y la sínfisis púbica (Rath et al.,1996).

Para realizar un adecuado tratamiento debemos medir, mediante la utilización de una cinta métrica o un ecógrafo, la distancia inicial de separación, y de esta manera, poder observar la correcta evolución hacia el cierre de la diástasis.

Se ha demostrado que la línea Alba (recti fascia), es la unión más importante para la estabilidad mecánica de la pared abdominal (Hernandez-Gascon et al 2013)
Es de vital importancia un tratamiento precoz para poder evitar la cirugía.

Tres principios deben acompañar el tratamiento fisioterapéutico de la diástasis abdominal; relajar la sobreactividad muscular, restaurar y reconstruir.

Para empezar a tratar la diástasis, debemos detectar los factores de riesgo que pueden aumentar el problema, como la mala ejecución de ejercicios abdominales (hiperpresivos), sobrepeso, malos hábitos posturales, etc…
Los ejercicios hipopresivos con aspiración diafragmática no estarían indicados en caso de diástasis abdominal, ya que podrían separarla más, pero sí se podrían recomendar en caso de querer aumentar el tono perineal y abdominal. Los ejercicios hipopresivos pueden realizarse sin aspiración diafragmática (abertura costal).
En general, cualquier gesto o movimiento que vaya a “abombar” nuestro abdomen, debe ser deshechado.
En el caso del embarazo, con una diástasis superior a 3 cm, consideraremos utilizar un soporte tipo faja abdominal.
A modo de programa terapéutico, y en orden de realización, contemplaríamos las siguientes opciones:

  • Educación: conocimiento de la DRA, qué ejercicios no debemos hacer, hábitos posturales…
  • Soporte o tape: A partir de 3cm de diástasis consideraremos soporte a través de faja abdominal o tape a modo de biofeedback
  • Relajar cualquier tipo de sobreactividad muscular abdominal (RA/OE/OI) mediante técnicas de terapia manual.
  • Corregir otros problemas disfuncionales articulares (pélvicos, lumbares…)
  • Normalizar el reclutamiento de los grupos musculares, empezar la activación del TrA y suelo pélvico, normalizar la respiración diafragmática
  • Empezar con un programa rehabilitador para restaurar la tensión de la línea alba con ejercicios estáticos submáximos de transverso abdominal.
  • Reconstruir la funcionalidad muscular y la tensión de la LA, mediante un programa completo con ejercicios de pilates clínico, squats, oblicuos y sit-ups (activación de los rectos abdominales)

Un tratamiento a base de ejercicio terapéutico, realizado por una fisioterapeuta especializada en el tratamiento de la DRA, va a permitir, en la mayoría de los casos, evitar la cirugía, recuperar una funcionalidad adecuada de la faja abdominal y suelo pélvico y cerrar la diástasis abdominal.

Eva Marfil Rull
Eva Marfil Rull
fisioterapeuta@evamarfil.com

Fisioterapeuta Diplomada especializada en Yoga, Pilates Clínico y Gimnasia Hipopresiva apasionada por la biomecánica corporal y la salud integral. Espero que mis artículos os inspiren a construir unos buenos hábitos saludables.